Fotocuentos: una historia de relatos cortos

¿Te gusta escribir? ¿Leer? Aquí te presentamos historias cortas para leer en cualquier parte, en unos segundos. Iniciamos una serie de fotocuentos, hechos con la única pretensión de apostar por la cultura y la literatura

Fotocuentos: una historia de relatos cortos es una iniciativa de MÁSLEER para apostar por la cultura y la literatura. 

Una fotografía, una imagen que inmortalice un momento determinado, puede evocar un texto creativo. A veces basta poco para que nazca un relato corto, una historia literaria. 

Te invitamos a leer y disfrutar con estos fotocuentos, elaborados con la única pretensión de apostar y disfrutar con la cultura y la literatura. Y si quieres contribuir con tus aportaciones, puedes enviarnos tus imágenes y textos a redaccion@masleer.com. ¡No olvides indicar la autoría del texto y la fotografía! 

La película de tu infancia

Puñales de emociones se me clavan en el alma cada vez que vuelvo a pasear por las plazoletas de mi barrio. La película de tu infancia regresa en un suspiro para recordarte, entre sonrisas y lágrimas, todo lo vivido. 

Con una extraña facilidad vuelves atrás en el tiempo para jugar otra vez con esos amigos del ayer que jamás se olvidan. Te preguntas qué será de aquellos que no has vuelto a ver. El dolor te golpea cuando piensas en los que se fueron para siempre. Te encantaría regresar a esos años de niñez y, al mismo tiempo, un aire frío te recorre el cuerpo al sentir lo rápido que ha pasado todo. 

Aunque ya nada es lo mismo, todo parece siendo igual. Vuelven los colores, los aromas y los sonidos de aquellos maravillosos años. Los rincones, los juegos, lo que fuimos, la ausencia... Incluso por momentos llegas a verte como aquel niño que eras, pero pronto despiertas de ese nostálgico sueño. 

Todo ha cambiado, pero la esencia sigue intacta. Y como si de un déjà vu permanente se tratara te encuentras, más de 20-30 años después, con personas que formaron parte de tu vida. Y el nieto, que entonces era llevado de la mano por su abuela, es ahora el que ayuda en el lento caminar a una de esas mujeres que sigue guardando con cariño el corazón del barrio.

Por Rubén Guerrero.



La foto

Aquella foto le trajo el recuerdo de lo que fue. No debió abrir el cajón. El pasado nunca fue un buen compañero. No quedaba nada de su ayer.

Por Rubén Guerrero.



El globo

Se le escapó el globo y ya no dejó de llorar. Vivía al mismo tiempo que lloraba. Lloraba siempre que vivía.

Por Rubén Guerrero

El libro y las alas

Le daba miedo volar. Sus alas no estaban preparadas para esta vida. Pero un día, abrió un libro al alzar y voló.

Por Rubén Guerrero

Las cartas

Escribía largas cartas que no llevaban remite. El destino solo le regalaba letras de amor sin dirección.

Por R. G. 

Por: MÁS LEER
Fecha: 24-09-2018