Gómez-Jurado, el gran creador de matrioskas

El escritor madrileño vuelve a crear una espectacular novela tras el éxito de ventas alcanzado con Reina roja

En apariencia puede parecer una historia policial más, pero estando Juan Gómez-Jurado detrás nunca es así. Si existe una fórmula para convertir una novela en éxito de ventas, está claro que el autor madrileño tiene el secreto de muchos de los ingredientes. Si se me permite la expresión, nos encontramos ante un gran creador de matrioskas literarias. Cuando tenía una novela espectacular como Reina roja , va y saca otra igualmente de buena. 

Loba negra  ( Ediciones B ) es el título de su última muñeca rusa, bueno, lo de rusa va ahora por la presencia de la mafia en una historia que queda ubicada en la Costa del Sol. Nada y todo tiene que ver con su novela anterior. Los protagonistas siguen siendo los mismos. Antonia Scott, la mujer más inteligente del mundo, y Jon Gutiérrez, no, él no está gordo. 

También aparece Mentor y algunos hilos que enlazan con la Reina roja , pero que no puede cambiar en la obligación de haber leído antes este libro. Vamos, que pueden leer por separado. No estamos hablando de una segunda parte. Hasta con el paciente estaba conectado Reina Roja . Matrioskas . Y no, no vamos a dar ninguna pista sobre las conexiones, qué advierte Gómez-Jurado para que mantengamos el secreto. 

Ésa es la clave. 412 no sé, 82 no lo recuerdo, 58 lo desconozco y 7 no me consta. Con eso puede una librarse de cualquier cosa

Loba negra

En Loba negra nos volvemos a encontrar una novela que se lee como si estuviésemos viendo una serie. Asesinatos, máxima acción, investigaciones policiales, mafia rusa, sicarios, corrupción y una mujer, Lola Moreno, a la que busca todo el mundo. Está embarazada y amenazada de muerte. Su marido no puede contar lo mismo. 

No falta el humor, ni la música, donde Joaquín Sabina vuelve a actuar otra vez como artista principal. Aunque no es el único. El lenguaje vuelve a ser cercano, con referencias culturales, con guiños a la actualidad. Los personajes, que ya actúan de forma magistral en la novela anterior, vuelven a estar perfectamente específicos. 

Tremenda la riqueza de los diálogos que aportan mucha frescura y agilidad a la novela. La trama es brutal y el desenlace nos dejaá con ganas y más ganas de más Gómez-Jurado . Esperando la próxima matrioska

Por: R. Guerrero
Fecha: 26-12-2019