Más Paz y menos violencia de género

'Dieciocho meses y un día', una novela que aborda sin ningún tipo de sensacionalismo el tema de los malos tratos

Tuvimos la suerte de conocer literariamente a Paz Castelló con Mi nombre escrito en la puerta de un váter y ahora volvemos a disfrutar de su escritura con Dieciocho meses y un día (Umbriel), una novela que tiene como tarjeta de presentación el premio Letras del Mediterráneo 2018. 

Tras tocar con acierto el tema de los negros literarios en su anterior obra, Paz se sumerge en esta ocasión en la violencia de género, una de las lacras que más preocupa a la sociedad actual. La autora alicantina firma un thriller tan intenso como profundo. 

Su voz parecía un lamento. Rápidamente buscó una bata para cubrir su desnudez, apagó el cigarro y dejó la copa de vino sobre la encimara de la cocina. Lo hizo todo mientras Lola subía las escaleras. Al abrir la puerta, a Sabina se le cayó el alma a los pies"

'Dieciocho meses y un día' (Paz Castelló)

La pintora Sabina Lamer presencia el asesinato, a menos de su expareja, de su mejor amiga. Esto le deja un estado de estrés postraumático que le lleva a estar 18 meses y un día -el título de la novela- encerrada en su ático. 

Su grave agorafobia convive junto a su deseo de venganza y justicia, una vez que el asesino queda incluso absuelto del crimen. A esto también se le suma otro duro revés que le ha dado la vida con un accidente de su pareja. 

El siempre duro y delicado asunto de los malos tratos es tratado sin ningún tipo de sensacionalismo. Otro de los puntos destacados de la novela es el tratamiento que hace de las enfermedades mentales. El relato ahoga al lector por momentos por su carga sensorial. Reflexiva, bien escrita y con un final para nada esperado. 

Por: Luis Galindo
Fecha: 14-05-2018