Para leer y caminar por la vida

Las ventajas de descubrir el mundo a pie en un libro de Erling Kagge, el primer explorador en llegar a los dos polos y al Everest

Caminar. Exterior e interiormente. Descubrir nuestro yo existencial y el mundo que nos rodea. Caminar para conocernos a nosotros mismos, caminar para reflexionar, caminar como filosofía de vida y Caminar (Taurus) para pasear leyendo el camino. 

Después de haber caminado en soledad durante cuarenta días hacia el sur de la Antártida, cometí el mismo error que cuando era niño. Empecé a echar la cuenta de cuánto me faltaba

Caminar, de Erling Kagge

Neruda, Steve Jobs o Machado aparecen en el camino de este libro que nos invita a descubrir las ventajas de contemplar el mundo a pie. La invitación no la realiza cualquier caminante. La misma nos llega gracias a Erling Kagge, el primer aventurero en la Tierra que ha llegado a los dos polos y a la cima del Everest. De caminar, por lo tanto, sabe bastante. Las suyas han sido caminatas largas, pero también nos habla de otras más cortas. Y de la importancia de encontrarnos con el camino. 

Cuanto más lejos camino, menos noto la separación entre mi ánimo, el cuerpo y el entorno. El mundo interior y el exterior se solapan

Caminar

Un libro maravilloso repleto de frases motivadoras y de oxígeno para la mente y el cuerpo. Breve pero intenso. Amena y transformadora lectura, para sentir el placer de caminar. Caminar transmite grandes sensaciones, ademas de concienciarnos en la importancia de estar en movimiento para mejorar nuestra salud. 

Si el Homo sapiens no hubiera caminado erguido, hace mucho que nos hubiéramos extinguido o que viviríamos como el resto de los animales. Caminaríamos a cuatro patas, sin lenguaje

Caminar

Una obra totalmente recomendable, que nos aportará muchísimo. Tras leerla veremos de manera diferente cada paso que demos al caminar. Inevitable en esta reseña no citar a Machado con su "caminante, no hay camino, se hace camino al andar". Al andar se hace camino. Y también al leer. 

Tus pasos también te cuentan cómo te sientes. Pequeños cambios en tu manera habitual de andar pueden indicarle al m mundo si tienes un buen o mal día

Caminar
Por: María Vila
Fecha: 23-07-2019