¿Por qué leer El Principito?

El escritor francés Antoine de Saint-Exupéry supo plasmar en su obra una filosofía de vida que aún hoy en día puede ayudar a muchas personas 

¿Aún no has leído El Principito de Antoine de Saint-Exupéry? Pues si es así, has de saber que estás perdiendo muchas oportunidades. Vamos a darte algunos motivos para quien se pregunte por qué leer El Principito.

Aunque no hayas dado el paso todavía de viajar por sus páginas, al menos esperamos que alguna vez hayas tenido este libro único en tus manos o al menos frente a frente. En este caso, habrás comprobado que se trata de una obra minúscula en cuanto a tamaño, porque no deja de ser un libro pequeño en este sentido, aunque sea gigantesco en todo lo que transmite. 

No se ve bien sino con el corazón

by Antoine de Saint-Exupéry

¿Es El Principito un libro para niños?

Vamos a darte razones tanto para que la respuesta sea negativa como positiva:

El Principito no es un libro para niños

A pesar de que la obra de Antoine de Saint-Exupéry es recomendada en ocasiones en edad infantil, lo cierto es que muchos de sus mensajes no serán captados por los lectores más jóvenes. Su falta de experiencia vital a buen seguro no les permitirá ver qué se esconde tras algunas de los mensajes que propone su autor.

De hecho, quizás bajo la creencia o no de que El Principito no es un libro para niños, en los últimos tiempos han aparecido algunas adaptaciones para hacerlo más accesible. Esta obra única incluso llegó a la gran pantalla. 

El Principito sí es un libro para niños

Independientemente de que algunos mensajes sean difíciles de descifrar para el público más inexperto, con menos experiencia de vida, lo cierto es que la propia concepción del libro hace que El Principito sea un libro para niños también.

La confección de los personajes que aparecen y la relación del protagonista principal con su entorno son por momentos tan poco cotidiana, que únicamente los niños son capaces de ver más allá de lo real. Y es que es cierto eso que propone el autor francés de que hay cosas que no pueden verse únicamente con los ojos. 


Por qué leer El Principito

El Principito, ahora que están de moda especialidades como el mindfulness y el coaching y la psicología positiva, es un libro muy actual, que nunca pasa de moda.

El escritor francés supo plasmar en su obra una filosofía de vida que aún hoy en día puede ayudar a muchas personas a vivir de una manera satisfactoria. Sí, porque El Principito es una filosofía de vida, una propuesta para encarar tu vida de una forma positiva y cargada de valores. 

Razones para leer El Principito... y releerlo


1.     El Principito es un libro para pequeños y mayores, para niños y adultos.

Es cierto que hablamos de un texto complejo por momentos, muy profundo. Es un libro para hacer reflexionar, pero con un gran poder de atracción. Su magnetismo quizás radique en la metáfora, en el ideal y puede que sea esa la razón por la que El Principito es un libro para todas las edades.

2.     El Principito es un libro de cabecera

La obra original del escritor francés es uno de esos libros que ha de estar siempre a mano, en la mesita de noche. Es un libro de cabecera, al que acudir de vez en cuando para intentar reconducir, recomponer o reforzar nuestro camino en la vida.

3.     El Principito es un libro para aprender y enseñar

Da igual la edad que se tenga. Si no se sabe leer aún, es un buen libro para que te lean. Si sabes ya leer, es una pieza única para disfrutar, mientras se aprende. Por supuesto, también es un libro para enseñar a vivir

¿Quieres escuchar el cuento?

Una buena manera de comenzar con los más pequeños es quizás leyéndoles el libro. Por si no puedes por el motivo que sea, te dejamos la recomendable lectura de El Principito que hace Pilar Joya. ¡A disfrutar de esta magnífica obra! 

Por: C. A. C.
Fecha: 12-03-2019