Un dulce paseo por la España de la farandula

Cuando yo era Antonio Molina (Suma de letras) no es un libro biográfico sobre el cantante que popularizó clásicos de la copla española como Soy Minero o Adiós a España. Escrito por Gloria Martín, este título es una novela de ficción que sí que homenajea de alguna forma al artista.

La historia de una niña, La Toni, que se hace pasar por niño para intentar triunfar como cantante en la Barcelona de los años 50 es el argumento que da vida a esta novela costumbrista e intimista donde también se nota la mano poética de la autora. Precisamente, un poema que lleva por título Calle Santa María da pie al inicio del relato.

Nada más empezar la lectura notamos un cambio de color, retrocedemos a décadas pasadas con una narración que te acompaña de la mano por la trastienda de la España de la farandula, de los artistas itinerantes. Cada capítulo se convierte en fotogramas del ayer, en imágenes de generaciones pasadas que la autora va rescatando con pureza y sentimiento.

Y ternura. Mucha ternura. Una ternura que endulza los pasajes más duros y emotivos de un libro para todos los públicos, copleros o no tanto y admiradores o no de Antonio Molina. Especial es la visión que Gloria ofrece sobre el mundo de los niños que, lejos de lo habitual, ven todo desde una perspectiva más compleja y singular.

En definitiva, la verdadera historia de la familia Sensat atrapará a los lectores con ese clima cálido que crea la autora. De lectura fácil y final sensible. Un dulce con sabor añejo.

Por: Luis Galindo
Fecha: 16-06-2015